domingo, 17 de febrero de 2013

Un clásico invernal. Ibón de Piedrafita con raquetas

¡Ya era hora! Un fin de semana con buen tiempo. Desde hace algo más de un mes una borrasca tras otra han ido dejando en el Pirineo importantes precipitaciones en forma de nieve. Pero esta inestabilidad atmosférica también ha impedido que muchos no hayamos podido disfrutar del manto blanco en las condiciones que nos gustarían. 
Una vez más me tuve que enfrentar a la montaña en solitario, no es lo más aconsejable ni lo que más me gusta pero Mar sigue sin encontrarse al 100%. En estas situaciones intento escoger rutas bastante transitadas así que acercarme al Ibón de Piedrafita era un buena opción. Aun asi decidí hacer una ruta circular con la que poder pasar cerca del arco natural para darle un poco más de emoción al recorrido.

Precioso día
Pequeño bosque
Casi desde el mismo Piedrafita de Jaca me pude calzar las raquetas. Como el GPS me juega malas pasadas de vez en cuando (más bien es que soy algo “torpecico”) hice la ruta en dirección contraria de lo que pensaba. Tome el camino que va paralelo a la nave almacen de la Cuniacha y continúe por la larga pista, no tiene ninguna perdida. Además había una huella de esquí de fondo por la que era más cómodo caminar (lo siento por los esquiadores).

Mirando atras el Pico Tendenera
Peña Punta Blanca
Recorridos aproximadamente un par de kilómetros ascendí por una zona boscosa y llegue a la plana Terrosa. Desde aquí el camino se puso bastante duro. Me vino bien para ensanchar los pulmones y llenarlos de aire puro. Tras superar un buen desnivel llegue detrás del arco natural, pensaba llegar justo hasta el pero vi que el camino estaba algo pendiente y complicado, quizá estaba para crampones y aunque los llevaba en la mochila no arriesgue y decidí dejarlo para otra ocasión. Lástima, después del esfuerzo que me había costado subir hasta alli.

Asi estaba el camino para llegar al Arco Natural
Arco Natural
Baje fácilmente por la ladera, gire por un collado a mano izquierda, baje y subí un par de lomas y sin apenas darme cuenta estaba justo delante del ibón de Piedrafita. Se encontraba totalmente helado y cubierto de nieve. En unas rocas que sobresalían de la nieve me comí el bocadillo mientras disfrutaba del precioso día y de la imponente visión de Peña Telera. No era la primera vez que estaba en este lugar pero he de reconocer que me encanta.

El helado Ibón de Piedrafita bajo la Peña Telera
Otra bonita excursión completada
Había muchos excursionistas que también habían subido a disfrutar del paraje y de la espléndida jornada. Tras un buen rato contemplando la belleza natural del lugar emprendí el camino de regreso. La pista estaba estupenda y fácil de transitar lo que ayudo a que hiciera la bajada a gran velocidad. Al llegar al parque faunístico de la Cuniacha me quite las raquetas y baje caminando por la carretera hasta el pueblo dando por concluida la excursión.

Track de la ruta

No hay comentarios:

Publicar un comentario