lunes, 14 de agosto de 2017

De Castiello de Jaca a la ermita de Iguacel en BTT

Hacía tiempo que no hacia una ruta con bicicleta por el pirineo, aprovechando que estos días de puente los iba a pasar en esta cordillera montañosa decidí dedicar uno a la bici. Este año no me encuentro muy fino sobre las dos ruedas, no he podido salir todo lo que me hubiera gustado, así que elegí una ruta a priori asequible que va desde Castiello de Jaca a Santa Maria de Iguacel pasando por los restos del pueblo abandonado de Cenarbe.

Viaducto de San Juan
Ermita de San Juan
Restos de la iglesia de San Pedro en Cenarbe
Vistas hacia el valle del Aragón
Esta ruta discurre gran parte entre bosques mientras se va ganando altura por unas pistas que en su mayoría se encuentran en buen estado salvo el descenso a Iguacel que se encuentra bastante roto y por el que hay que bajar con bastante cuidado. El entorno de la ermita de Santa María de Iguacel, joya del románico, es un buen lugar para descansar y reponer fuerzas antes de emprender el retorno por la pista que atravesando la Garcipollera nos devolverá de nuevo a Castiello.

Presa-puente sobre el río Ijuez
Llegando a Iguacel
Pórtico de Santa María de Iguacel
Otra vista de la ermita
Un recorrido muy recomendable para echar la mañana disfrutando del paisaje y de la bicicleta.

Track del recorrido

domingo, 13 de agosto de 2017

Picos Acué y Gabedallos

Esta temporada estamos haciendo varias rutas fronterizas y para hoy teníamos previsto subir a los picos Acué y Gabedallos. Para ellos cruzamos el túnel de Somport y a unos 500m de su salida tomamos un desvío a la izquierda que indica “Les Forges d’Abel”, subimos por una estrecha carretera y dejamos el coche en una pequeña zona de aparcamiento. Desde aquí comenzamos a caminar y a los poco metros nos encontramos con una bonita cascada.

Cascada al inicio de la excursión
Barranco de Espélunguère
Barranco de Couecq
Cara norte del Pico Gabedallos
Después de esta pequeña sorpresa continuamos atravesamos un corto tramo de bosque que nos dejara en una pequeña pradera. Continuamos hacia una pista pero acortamos sus zetas por un lateral para adentrarnos en el bosque de Espélunguère. Este tramo es común a la senda de Camille. Antes de llegar a la cabaña d’Atsout cogimos un camino que sale a la izquierda que progresivamente nos meterá en el barranco de Couecq por donde subimos un poco a la aventura ya que no había ninguna marca que indicase cual era el recorrido correcto. Con bastante esfuerzo, ya que hay que subir bastante desnivel, llegamos al collado de Acué. Desde este punto teníamos una magnifica panorámica del castillo de Acher, el valle de Guarrinza, del conjunto que forman el Chipeta, Quimboa, Petrechema, de la Mesa de los Tres Reyes e incluso nuestro recién ascendido Anie.

Mirando al Castillo de Acher
Ibón de Gabedallos
La "sierra" de Secus
Los colores  y las formas de la montaña
Continuamos hacia arriba, primero pasamos por el pequeño lago de Gabedallos donde se reflejaba la silueta del Castillo de Acher y algo más adelante alcanzamos otro collado en el que pudimos contemplar Aguastuertas y el conjunto que forman el Puntal de Secus y el Ibón de Estanes. Continuamos por la arista que salía a mano izquierda para alcanzar la cima del pico Acué. No nos detuvimos mucho tiempo ya que enseguida pasamos al cercano pico Gabedallos por una cresta que aunque no es muy complicada tiene algún paso en el que hay que agarrarse a la roca. Después de disfrutar un rato de esta cima retornamos al Acué por la misma cresta y ya en lo más alto del recorrido de hoy nos tomamos un merecido descanso.

Ibón de Estanes
Cima del Acué
Midi d'Ossau skyline
Descendiendo
Con las pilas cargadas de nuevo, bajamos por la arista al “colladete” de antes, desde este punto empezamos un descenso campo a través. Aunque en algún momento parece que pueda dibujarse algún camino este desaparece enseguida, lo que hay que tener claro es que hay que bajar a la cabecera de Agua Tuertas. Son muchos metros de descenso por terreno irregular y al final las rodillas se empiezan a resentir. Ya abajo los más acalorados se dieron un refrescante baño en el río.

Aguastuertas
Por fin terreno llano
Bosque de Espélunguère
Después de este pequeño descanso continuamos hacia el cercano collado de Escalé. De nuevo volvíamos a territorio francés y tras una breve bajada nos adentramos de nuevo en zona boscosa, transcurrido aproximadamente un kilómetro volvimos a la pista por la que habíamos caminado a primeras horas de la mañana, ya solo nos quedaba atravesar el corto tramo de bosque y pasar por la cascada para completar la excursión de hoy.

Track de la excursión

domingo, 6 de agosto de 2017

Una nueva estrella brilla sobre el Bisaurin

Esta noche las personas que se encontraban alojadas en el refugio de Lizara pudieron asistir asombrados a nacimiento de un nuevo cuerpo celeste. Una estrella de una singular luz blanca apareció justo sobre la cima del Bisaurin. Los expertos aseguran que la enorme energía de este astro podrá guiar durante los años venideros al caminante a la cima de nuestra querida cumbre pirenaica.


domingo, 30 de julio de 2017

Pico Anie

Hay montañas que por su trascendencia histórica o simplemente por su enclave se han ganado a lo largo del tiempo un reconocimiento que hace que cualquier montañero quiera ascender hasta su cumbre, el pico Anie es una de ellas.
También conocido como Auñamendi, fue, según cuenta la tradición vasca, otra de las múltiples moradas de la diosa Mari. Situado en territorio francés es el primer pico que supera los 2500 metros desde el comienzo de los pirineos en el oeste.

Muga fronteriza 262
Primera visión del Anie
Caminando hacia nuestro objetivo
Una mirada atrás
Esta era la tercera vez que los Bisaurines intentábamos su ascenso, en las dos anteriores tuvimos que cancelarlo en el último momento por el mal tiempo.
Comenzamos a caminar justo en la muga fronteriza número 262 (tiene una interesante historia) que se encuentra en el collado de Ernaz todavía en territorio Navarro. Subiendo una corta ladera ya teníamos la primera visión del Anie. La primera parte del recorrido trascurre por terreno suave y atraviesa zona mixta de pinos y agradables praderas de pasto. Pasaremos por las faldas de Pico Arlas e iremos pasando varias veces la frontera entre las regiones de Navarra y Aquitania. Cada vez que echábamos la vista atrás teníamos una bonita visión de un mar de nubes bajas metidas en los valles franceses.

Refugio de los espeleólogos con el pico Arlas al fondo
El Anie nunca se esconde
En zona rocosa
Cada vez mas cerca
Superado el refugio de los espeleólogos el terreno comienza a cambiar radicalmente, nos metemos en zona kárstica por donde progresar resultara más costoso. Tendremos que sortear profundas simas, agarrarnos a las rocas e incluso saltar de una a otra haciendo bastante entretenido el trayecto. Cada vez teníamos más cerca la piramidal cima del Anie. Aunque en la parte final el terreno es más homogéneo hay que salvar bastante desnivel. Tranquilamente y midiendo nuestros pasos para no hacer esfuerzos innecesarios alcanzamos la cumbre. Pese al feroz aire en la cima pudimos contemplar un paisaje espectacular, aunque sobre el valle de Lescun había un mar de nubes bajas que impedían contemplarlo en su plenitud para mi gusto le daban un toque extra al entorno.

Mesa de los Tres Reyes
Ultimas rampas
Cima del Auñamendi
Hay quien pregunta porqué subimos montañas
Supongo que por ser domingo no tuvimos la cima para nosotros solos, no sabría calcular pero en todo momento estaríamos entre 30 ó 40 personas, incluso coincidimos con un octogenario que estaba celebrando con sus amigos su ascensión número 50 a esta cumbre. Para el regreso decidimos variar un poco el trayecto para pasar por el Col des Anies haciendo una ruta semicircular que resulto de lo más interesante.

Aquí también podría volar
Bajando hacia el Col de Anies
Una mirada a la cima que dejamos atrás
Todavía siguen ahí las nubes
Alguno del grupo, como nuestro ya no tan pequeño Dani, dijo que era la montaña más bonita que había ascendido. Así que los que no la hayáis subido todavía apuntadla en vuestras agendas que merece mucho la pena.

Track de la excursión

viernes, 7 de julio de 2017

Refugio de Wallon

Para completar esta intensa semana en el pirineo francés, un recorrido del que a priori no esperaba mucho pero que al final me sorprendió enormemente.
Esta estupenda ruta que parte de Pont d’Espagne y que atraviesa una gran pradera de pasto cortada por el río Marcadau, que, como no, cuenta con sus atractivas cascadas y que te adentra en un estupendo bosque para finalmente dejarte en el refugio de Wallon no debería faltar en las piernas de ningún excursionista.

Un bonito salto de agua
Río Marcadau
Caminado por el valle Marcadau
Con sus pastos
Sus bosques
Llegando al refugio
Refugio de Wallon
Otra vista del refugio
La gran Facha dominado el paisaje
De regreso a Pont d'Espagne

Track de la excursión