domingo, 31 de julio de 2016

El buzón montañero de la cima del Bisaurin

"Responde a una costumbre ya tradicional entre los montañeros, la de ubicar en un lugar señalado de nuestras cumbres más emblemáticas y queridas, un Buzón destinado a alojar un sencillo cuaderno que recoja las palabras escritas de todos aquéllos, que tras coronar la Montaña, desean dejar datos de la ascensión y sobre todo, trasmitir sus sentimientos y quizás también sus retos e ilusiones a los siguientes que allí se acerquen.El Cuaderno es custodiado por el Club Montañero del entorno próximo a la Cima, en este caso el Club Bisaurín.
El Buzón preparado, que un ferrero de Javierregay se ha encargado de hacer con manos de artista, es una réplica del Refugio de Bernera que muchos conoceréis y que se sitúa a los pies del Bisaurín, en su ruta norte, cerca ya de los mágicos Llanos de Mestresa. Desde la puerta del Refugio se divisa a la perfección todo el valle del río Osia y el pueblo de Aragüés.
El domingo trasladaremos (con esfuerzo....) y colocaremos el Buzón y allí dejaremos sus primeros mensajes que mostrarán nuestro amor y respeto a esta montaña magnífica que es el Bisaurín y a todo su entorno."

Texto de Elena Gómez Chico



lunes, 25 de julio de 2016

En el país de los Pirineos. Parte 1. El Comapedrosa

Más allá de las luces, los escaparates y el consumismo compulsivo hay un pequeño país en medio de los Pirineos que tiene mucho que ofrecer al amante de la montaña. Con la intención de descubrir su entorno natural decidimos pasar unos días de nuestras vacaciones en Andorra.

Bienvenidos al Parque Natural de Comapedrosa
Uno de los puentes que pasamos
Montaña, agua y vegetación
Para primer día, aun con las fuerzas intactas, pusimos el punto de mira en el pico Comapedrosa, que con sus 2942 m. es el punto más alto del país. Aun no eran las 8 de la mañana cuando comenzamos a caminar. El punto de partida se sitúa al final de la localidad de Arinsal. Pasamos un túnel y una urbanización que la verdad no pinta mucho a la entrada de un parque natural y tomamos la pista que nos adentraría en un mundo que en los próximos días nos iba a fascinar. La pista aunque en buen estado tenía bastante desnivel.

Primavera en verano
Curiosas flores
Mama, mira que pies mas grandes tengo
Pronto la dejamos y nos adentramos en un camino por el medio del bosque, atravesamos un par de puentes y de nuevo el camino gana altura con decisión, menos mal que todavía no hacía mucho calor porque esta toma de contacto estaba siendo algo dura. Poco a poco la vegetación se va abriendo dejando ver un valle con una cascada al fondo. Estaba todo florido da la sensación que aquí la primavera va un par de meses retrasa. Tras otro repecho con una subida y al fin teníamos el Comapedrosa a la vista.

Plana de Comapedrosa
Refugio de Comapedrosa
Basses de L’Estany Negre
Desde la posición en la que nos encontrábamos parecía inaccesible. Hicimos una pequeña parada en el refugio aquí deje a mis “compis” de excursión, a Dani le había dado un inoportuno ataque de alergia y no podía continuar. Intente subir rápido no era cuestión de dejarlos mucho rato solos. Llegué al final del valle y comencé a ascender por un serpenteante camino que me llevo a la orilla de Basses de L’Estany Negre. Aquí hay que tomar una decisión subir directo por un camino que sale a la derecha o continuar hasta el collado de Forat pasando el Estany Negre.

Estany Negre
Otra vista del Estany Negre
Repetimos con el Estany Negre
Yo tome esta última opción ya que la persona de la caseta de información me la había recomendado. Así que rodee el precioso Estany Negre y subí primero hasta el puerto de Baiau. Desde él se puede ver los lagos del mismo nombre ya en territorio catalán. Seguí subiendo ahora por una pedrera bastante ingrata hasta llegar al collado de Forat.

Si no lo habéis visto bien, el Esnay Negre
Lagos de Baiau
Pico Baiau desde el collado de Forat
Tome algo de aliento y me dispuse a afrontar el último tramo de ascensión. Al cabo de unos 15 minutos alcance la cima de Comapedrosa. Hacia un día claro lo que posibilitaba que la vista llegase hasta el infinito.

La ingrata pedrera que me queda por subir
Curiosa figura en la cumbre del Comapedrosa
En la cima del Comapedrosa
Para bajar seguí el camino tradicional que te deja en medio de los dos estanys. Después de ver los dos caminos creo que lo mejor es subir y bajar por el mismo sitio es más directo y está mucho mejor marcado.

Aunque no lo parezca por aquí resulta mas fácil subir
De regreso al refugio
Muy amable la gente de este refugio
Regrese al refugio, Dani se encontraba algo mejor y Mar ya había conversado con todas las personas que habían pasado por el refugio. Tranquilamente bajamos hasta el punto de partida para poner final a esta algo accidentada primera jornada en Andorra

Track de la excursión

lunes, 18 de julio de 2016

Vuelta al Musales

La mayoría de las veces que he empezado una excursión en el embalse de la Sarra ha sido en dirección Ibón de Respumoso. Pero hoy tomaríamos el camino opuesto, empezamos la marcha por la pista que sale desde la presa. Nuestro objetivo era el Pico Musales, según se comenta uno de los mejores miradores del Pirineo.

Embalse de la Sarra
Acortando
Lirio
Sierra de la Partacua y Peña Foratata
Como la pista es bastante aburrida enseguida la dejamos para tomar los atajos que la van cortando. Tras unos cuantos cortes en uno nos despistamos un poco y tuvimos que volver unos metros sobre nuestros pasos. Pasada una hora de excursión llegamos a una caseta que según tengo entendido es un repetidor de televisión. Seguimos un poco más por la pista y volvimos a tomar otro desvío que en unos 10 minutos nos llevaría a las orillas del Ibonciecho.

Caseta ¿Ocupada?
En las orillas del Ibonciecho
Ibonciecho, Sallent de Gallego y Sierra de la Partacua
Subiendo al ritmo de Elena
Nos tomamos un primer respiro y un pequeño tentempié, incluso alguno se dio un rápido chapuzón. Volvimos al camino, teníamos por delante casi una hora de fuerte ascenso que hicimos con calma superando las continuas lazadas del camino. De vez en cuando parábamos a tomar aire y a contemplar las vistas que caen hacia Sallent de Gallego y las que muestran La Sierra de la Partacua en toda su extensión. Al final llegamos al collado de Musales desde donde se tiene una magnifica visión de circo de Piedrafita pero no nos detuvimos mucho ya que subiendo por la cresta que teníamos a mano izquierda en apenas 5 minutos estaríamos en la cima del Musales.

Cresteando a la cima
Circo de Piedrafita
Luna no insistas que el bocadillo es solo mio
Uno de los mejores miradores del Pirineo
Sus 2653m. pueden parecer modestos, sobre todo si se compara con sus vecinos, pero en compensación tiene una sobresaliente vista de 360º que en pocos lugares se puede encontrar. En la cima de esta privilegiada montaña nos comimos el almuerzo. Se estaba tan a gusto allí que nos hubiéramos quedado un rato más pero todavía nos quedaba medio recorrido. Bajamos de nuevo al collado para dirigir nuestros pasos al Ibón de Respumoso. Primero hicimos un pequeño destrepe para luego adentrarnos por un terreno algo suelto. En el camino nos encontramos con dos pequeños ibones que invitaban al baño, los más osados enseguida se zambulleron en sus gélidas aguas y los demás no tardamos en seguirles. Estas piscinas naturales decoradas con los reflejos del Balaitus no se pueden desaprovechar y más un día de calor como el de hoy.

Baño en piscinas naturales
Con el frescor en la piel seguimos bajando por un cómodo camino hasta las orillas de Respumoso. Nunca había pasado por esta margen del embalse y la verdad que me pareció preciosa. Pasamos la presa, ahora tocaba bajar hasta el embalse de la Sarra por el barranco de Aguas Limpias, no sé si es que la mayoría de las veces cojo este camino de vuelta y cuando estoy cansado pero siempre he dicho que este tramo es tan bonito como ingrato, no es cómodo de bajar, además es largo y da la sensación que nunca llegas al final.

Embalse de Respumoso desde la presa
Cualquier lugar es bueno para una iglesia
Presa de Respumoso
Comienzo del ingrato descenso
Después de casi dos horas de descenso llegamos a la Sarra donde nos tomamos un merecido refrigerio en ese bar que tan estratégicamente está colocado. Entre refrescos, cervezas y algún helado pusimos fin a otra gran excursión de los Bisaurines.

Track de la excursión

domingo, 26 de junio de 2016

Barranco Oscuros de Balcés

Aunque la primera idea era realizar el exigente barranco del Mascún su mejor época (finales de Abril y Mayo) ya ha pasado. Bien aconsejados por Manuel, nuestro guía de barrancos, decidimos hacer los Oscuros del Balcés, bastante más asequible y familiar.
La verdad que fue una jornada inolvidable llena de diversión, aventura y emociones en un entorno de gran belleza. El año que viene, sin duda, volveremos a la Sierra de Guara


sábado, 11 de junio de 2016

Más vale tarde… El ibón de Acherito

Hay veces que empeñado en subir a las cumbres más altas o en descubrir nuevos paisajes me he olvido de esos lugares que están relativamente cerca, que albergan una gran belleza y, sobre todo, que no deberían faltar en la piernas de cualquier excursionista. Eso es lo que me había pasado con el Ibón de Acherito que hasta ahora nunca había encontrado el momento adecuado para visitar sus aguas.

Muuuuuy buenos días
El Chipeta
Primavera mix
En el barranco de Acherito
Dejamos el coche en el corral de la Mina a la entrada de Guarrinza. Como casi siempre por hacer el recorrido algo más interesante tomamos una ruta circular aunque más larga. Nuestros pasos se dirigieron hacia el barranco de Acherito. La mañana había salido soleada pero algo fresca, sin embargo este barranco debe tener un micro clima especial y al poco de caminar por el ya notábamos la agradable temperatura de la primavera.

Estaba todo precioso salpicado por miles de flores como corresponde con esta estación pero la vista se nos iba a nuestra derecha, donde destacaba la característica silueta del Chipeta, y al frente, donde se encontraba el omnipresente Mallo del Acherito. Conforme el barranco iba girando a la derecha pudimos ver la punta de una de las agujas de Ansabere, parecía que hoy podía ser el día que al fin las viésemos con claridad.

La silueta del Chipeta
Mallo del Acherito y una aguja de Ansabere
Bonito circo
Caseta pastoral
Tras un ratillo ascendiendo llegamos a una cabaña que se encuentra en un bonito circo que forman los picos Gamueta, Chinebral y el mismo Acherito. En este punto dimos un giro a nuestra derecha para seguir el claro camino. Por desgracia nos percatamos como el tiempo estaba cambiando, el viento empezaba a soplar fuerte y unas cuantas nubes estaban pintando de gris el cielo. De momento no nos preocupó mucho ya que ahora el camino asciende con decisión y teníamos que estar centrados en nuestros pasos. A mitad de ascensión nos encontramos con un rebaño de sarrios, nos vino bien ya que mientras observamos como corrían ágilmente ladera arriba tomamos algo de aliento. Poco a poco el ascenso se va suavizando y al girar un pequeño montículo por fin vimos el Ibón de Acherito.

Ibón de Acherio
Tampoco hubo suerte esta vez
De vuelta al ibón
Descansamos un poco y nos hicimos unas cuantas fotos pero como somos de culo inquieto y pese a que el cielo cada vez tenia peor pinta decidimos continuar un poco con la intención de ver las malditas (para nosotros) Agujas de Ansabere. Seguimos por una senda que asciende por el lateral del ibón. Después de unos 20 minutos caminado subimos a un montículo desde donde se supone que se debería tener un buen plano de las puntiagudas formaciones rocosas pero fue un esfuerzo sin recompensa, por tercera vez nos quedamos sin ver las famosas agujas. Algo decepcionados regresamos a las orillas del ibón, esta vez aprovechamos para descansar, comer algo y sobre todo disfrutar del espectacular entorno.

La foto del día
Regresando
Unas cervecitas para finalizar la jornada
Después de estar algo más de una hora emprendimos el regreso, bajamos por el camino tradicional que para mi gusto es un auténtico machaca rodillas, no tiene ninguna dificultad técnica pero el gran desnivel a descender hizo que mis articulaciones se resintiesen. Calculo que nos costaría hora y media volver al refugio de la mina para dar por concluida la excursión de hoy, ya podíamos apuntar en nuestra agenda montañera el Ibón de Acherito

Track de la excusión